Pasos de    Justicia

Un ministerio de Juventud con una Misión con el objetivo de sensibilizar, educar y promover acciones a favor de la Justicia.

“Porque yo, el Señor, amo la justicia y pero odio el robo y la iniquidad.” Isaías 61: 8

 

La justicia es parte del carácter de Dios, siempre ha estado al lado de los que sufren, redimiendo, liberando y actuando a favor de la justicia. Debido a su carácter, siempre estará en contra de todo lo que es incorrecto, injusto y malo. Como sus seguidores, también debemos tener la misma actitud y luchar contra todo lo que está mal en nuestro mundo, haciendo justicia. ¡Esta es nuestra responsabilidad, esta es nuestra misión!

Pasos de Justicia comenzó con el contacto que los misioneros de JUCUM tuvieron con algunas injusticias, mientras viajaban por el mundo compartiendo el amor de Jesús. “No importaba en qué lugar del mundo estuviéramos, veiamos injusticias, como el trabajo esclavo, la prostitución infantil, el consumo de agua contaminada, la falta de oportunidades educativas, la falta de atención médica, la pobreza extrema, gobierno corrupto, etc. Algunos nos preguntamos: "¿Qué podemos hacer?". Entonces comenzamos a orar haciendo la misma pregunta: "Señor, ¿qué podemos hacer para estos problemas tan grandes?" ¡Del clamor de nuestros corazones vino la respuesta! Era simple: "¡Haz justicia!" ¿Pero cómo? "¡Un paso a la vez!"

 

 

Apresenta (1).jpg

Campaña Octubre de Justicia

Todos los años durante el mes de octubre promovemos una campaña de sensibilización, despertando a la intercesión y compromiso con causas para manifestar la justicia de Dios.

Serán 30 días de oración , intercesión y acción en favor de los temas de justicia propuestos en la Guía. La finalidad de la Guía, así como de la Campaña, es Educar, Concientizar y Promover la Justicia.

Regístrese y descargue gratuitamente la Guía de Oración y Acción de Pasos de Justicia.

GUIA.png

Nuestros pasos:

Lucha contra el hambre


Frente de trabajo: Suministro de cestas básicas


La población mundial de personas que viven en extrema pobreza es un factor agravante en la lucha contra el hambre. Los países emergentes y en desarrollo lideran la tasa de mortalidad por causas vinculadas al hambre y la desnutrición. Según ONU Brasil, en el año 2018, 820 millones de personas en el mundo no tuvieron suficiente acceso a los alimentos. Alrededor del 55% de los casos de América Latina se concentran en América del Sur.


Por ello, hemos incluido en la agenda de Pasos de la Justicia, iniciativas de lucha contra el hambre al identificar la necesidad de intervención no sólo del gobierno, sino que también de toda la sociedad y, especialmente, de toda la iglesia en esta lucha.

Actualmente participamos activamente, en asociación con otras instituciones, en la recolección y suministro de canastas básicas de alimentos en comunidades periféricas y entidades sociales socias.

 

Como respuesta de emergencia a las consecuencias de la pandemia del virus Covid-19, hemos trabajado en colaboración con Transforma Brasil y Pátria Voluntária y hemos distribuido cientos de cestas de alimentos que han llegado a casi mil familias en los últimos meses.

 


"¿No es acaso el ayuno compartir tu pan con el hambriento
   y dar refugio a los pobres sin techo,
vestir al desnudo
   y no dejar de lado a tus semejantes?" Isaías 58: 7

55
55

press to zoom
22
22

press to zoom
30
30

Describe your image

press to zoom
55
55

press to zoom
1/18

Huérfanos

Frente de trabajo: Apoyo al orfanato Jardín de Esperanza en Kenia

En la actualidad, el número de huérfanos en el mundo ha ido en aumento y las razones son variadas, básicamente relacionadas con la problemática económica, cultural, política y social de cada región. Según Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), en Brasil hay unos 3,7 millones de niños huérfanos de padre y madre.


Por otro lado, África continental tiene 43 millones de huérfanos por diversas razones, como las epidemias de ébola, malaria y VIH/SIDA. Esta no es una causa que requiere solo de oración, sino que también de acción. Podemos y debemos, como iglesia y sociedad, proponer soluciones y asumir la responsabilidad de estos niños y jóvenes. Nuestro desafío es revelarles fe y esperanza a través de nuestras acciones y obras.


Hoy apoyamos el orfanato y centro de acogida de niños Jardín de Esperanza en Kenia, coordinado por la misionera Ana Paula Marins. Ana Paula ha estado en misiones desde el año 2003, trabajó durante muchos años aquí en JUCUM Floripa y desde 2010 ha trabajado en Kenia, siendo pionera y dirigiendo el orfanato.

Actualmente, 28 niños de entre tres semanas y 12 años residen en el albergue. La rutina de los niños generalmente sigue las actividades de los niños con el hogar y la familia. Asisten a la escuela con regularidad y reciben clases extracurriculares en el orfanato en su tiempo libre.


“La religión que Dios, nuestro Padre, acepta como pura e inmaculada es esta: cuidar
huérfanos y viudas en sus dificultades y no dejarse corromper por el mundo”. Santiago 1:27

0001.jpg